Noticias

Ruta en coche por Cantabria

24 Diciembre 2014

Ruta en coche por Cantabria para descubrir lo mejor de la tierruca en una semana

 

Infinita como ninguna, Cantabria es una de las regiones de España que siempre te deja con ganas de más. Verde y marinera a partes iguales, cualquier excusa es buena para hacer una ruta en coche que explore lo mejor de los paisajes, la cultura y la gastronomía cántabros. Así que relájate, ponle gasolina al coche y prepárate, que nos vamos a Cantabria.

 

Día 1: Santander y la Peña de Cabarga

Una visita a la capital de Cantabria, Santander, no puede faltar en tu ruta. Los impresionantes acantilados del Faro de Cabo Mayor, las playas de arena fina de El Sardinero, la tranquilidad de la bahía y un bonito paseo marítimo en el que avanzamos en el tiempo desde el siglo XIX hasta la singular catedral gótica en pleno centro de la ciudad.

A sólo unos kilómetros de Santander se encuentra el Macizo de Peña Cabarga, desde cuyo mirador del Pico Llen, situado junto al Monumento al Indiano (conocido popularmente como “Pirulí) se disfruta de unas de las mejores vistas de toda Cantabria. El horizonte abarca la bonita bahía de Santander y su entorno, así como la mayor parte de la geografía de la región. En días despejados se alcanzan a ver las cumbres del Alto Asón e incluso los siempre impresionantes Picos de Europa.

 

Día 2: Parque de la Naturaleza de Cabárceno y Valles Pasiegos

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno es sin duda una de las visitas obligadas en Cantabria, especialmente para los amantes de los animales. 750ha y 20km de carretera para disfrutar del espectacular paisaje kárstico en el que los animales de más de un centenar de especies viven en estado de semi libertad.

Situados estratégicamente en el corazón de Cantabria, los Valles Pasiegos son un destino turístico perfecto para los amantes de la naturaleza. Un paisaje singular y sorprendente, resultado de la interacción del hombre con la naturaleza durante más de cinco siglos, salpicado de pueblos tranquilos como las tres villas pasiegas, con un estilo de vida pausado y tradicional, testimonio de la historia y cultura pasiegas. 

 

Día 3: Julióbriga y Pantano del Ebro

En el Sur de Cantabria, a 3 kilómetros de Reinosa, encontramos  la Ciudad Romana de Julióbriga y el Museo Domus, situados sobre una loma con unas vistas espectaculares del embalse del Ebro. El museo Domus es una reconstrucción de la llamada “Casa de Los Morillos”, excavada en la misma ciudad y perteneciente a una familia de clase media-alta, en la visita guiada se puede conocer las principales estancias de una casa romana, descubriendo  los aspectos de la vida cotidiana de los romanos. La visita al yacimiento es libre y su fundación y trazado urbano se explica durante la visita a la Domus.

A pocos kilómetros de su nacimiento en Fontibre, el Ebro se extiende en una gran masa formando un pantano declarado por su gran valor ambiental  Refugio Nacional de Aves Acuáticas. Una fantástica manera de conocerlo es bordearlo en coche, una ruta de unos 60 kilómetros en la que podrás disfrutar de un paisaje único. Prados, bosques de robles, montañas, aves o caballos se convertirán en tus compañeros de viaje.

 

Día 4: Bárcena Mayor y Parque Natural de Saja-Nansa

Siente como el tiempo se para en Bárcena Mayor, un pueblo rústico en el corazón de la reserva del Saja en el que la paz se respira en cada rincón. Un consejo: que tu visita coincida con la hora del almuerzo porque los pucheros y las carnes de cualquiera de sus restaurantes no deben pasarse por alto.

En el Parque Natural de Saja-Nansa encontramos uno de los paisajes más característicos de los montes y montañas del interior de Cantabria. Ocupando los municipios de Los Tojos, Valle de Cabuérniga y Ruente, la carretera discurre por distintos paisajes de brañas, praderas y bosque. Perfecto para disfrutar de los espectaculares otoños de hayedos y castañares o de la berrea de los venados.

 

Día 5: Comillas y Santillana del Mar

Comillas es una de las localidades más emblemáticas de Cantabria y una de las más interesantes desde el punto de vista arquitectónico. Emigrantes regresados de América, transformaron Comillas en el siglo XIX. Su arquitectura pintoresca es buena muestra del neogótico, neoárabe y neomudejar, aunque sin duda hay un estilo arquitectónico que destaca sobre los demás. El Modernismo dejó en Comillas edificios tan singulares el Palacio de Sobrellano y su Capilla Panteón, la Universidad Pontificia y, por supuesto, El Capricho del genial arquitecto catalán Antoni Gaudí.

Denominada la villa de las tres mentiras, Santillana del Mar no es santa, ni llana, ni tiene mar. Maravilloso lugar de calles empedradas que posee varios bienes de interés cultural, entre otros muchos, la Colegiata de Santa Juliana con su claustro y la Cueva de Altamira (conocida como la Capilla Sixtina del arte rupestre).

 

Día 6: San Vicente de la Barquera y El Soplao

Conocida por su puerto pesquero, uno de los más importantes de la región, la villa de San Vicente de la Barquera es además un paso importante del Camino de Santiago por su Ruta Costera. Su cercanía a El Parque Natural de Oyambre, repleto de rías, acantilados, dunas praderías, bosques y sierras costeras, sus playas su entorno natural y su patrimonio artístico convierten a este pueblo en una de las visitas obligadas en todo viaje a Cantabria.

Situada a 60 km de Torrelavega y a 83 km de Santander, cerca de las villas marineras de San Vicente de la Barquera, Comillas, Santillana del Mar o de zonas de interior como Cabuérniga, El Soplao es uno de los lugares favoritos de los que visitan Cantabria. El recorrido sobrecoge por la espectacularidad, abundancia y diversidad de sus formaciones excéntricas, que son las que hacen de El Soplao: "Una Cavidad Única".

 

Día 7: Desfiladero de la Hermida y Fuente Dé

La carretera nacional que transcurre entre Unquera y Potes por el desfiladero de la Hermida es una de las más espectaculares de Cantabria. Unos 20km en los que, acompañados por el río Deva y flanqueados por paredes verticales de roca caliza de hasta 600 metros de altura, no podrás hacer otra cosa sino disfrutar del camino.

¿Te imaginas rozar las nubes en tan sólo 4 minutos? En el corazón de Los Picos de Europa está el teleférico de Fuente Dé. En un viaje de menos de cinco minutos salva un desnivel de 753 metros, llegando a los 1.823 metros de altitud a una velocidad de 10 m/seg. La cota superior ofrece una de las panorámicas más impresionantes de Cantabria.

 

Ruta en coche por Cantabria para descubrir lo mejor de la tierruca en una semana. Autor: Patricia Cuni.

 

Noticia publicada en www.vivircantabria.es a través de Skyscanner.es

<< Anterior Siguiente >>